fbpx ?php if ( function_exists( ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ ) ) { gtm4wp_the_gtm_tag(); } ?

La mayoría de los conductores damos por sentado que jamás entraremos en conflicto con nuestras aseguradoras. Por eso, cuando firmamos nuestro contrato de seguro de automóvil no se nos ocurre plantearnos esta pregunta: ¿qué hago si la aseguradora no me repara el coche tras sufrir un accidente?

Sin embargo, este caso se da más frecuentemente de lo que pensamos. Algunas veces la aseguradora tiene la razón, pero otras veces es nuestro desconocimiento el que nos hace dar por válida una negativa que quizá responda a una interpretación sesgada del contrato por parte de la compañía.

No importa si la negativa a reparar procede de nuestra propia aseguradora o si el seguro contrario no se hace cargo: la forma de actuar del asegurado para hacer valer sus derechos frente a ambas circunstancias es muy parecida.

Cómo saber si a tu seguro le corresponde reparar el coche

Tu aseguradora puede negarse a reparar tu coche por razones muy variopintas, como que las coberturas contratadas no incluyan determinados desperfectos o que el importe de la reparación exceda al de la franquicia fijada o al valor del propio vehículo.

Igualmente, puede hacer valer otro tipo de consideraciones, como el hecho de que en el momento del siniestro el conductor estuviese bajo los efectos del alcohol o de alguna droga.

En cualquier caso, ante una negativa a reparar es necesario examinar a fondo las condiciones generales y las condiciones particulares de tu póliza de seguro de automóvil.

En ellas están previstas milimétricamente todas las circunstancias que te dan derecho a que tu compañía de seguros repare tu coche o te abone la correspondiente indemnización.

El gran problema es que esos contratos son muy complicados de interpretar para quienes no son expertos ni en seguros ni en leyes, así que muy probablemente habrá cláusulas que no entiendas bien o que ni siquiera sepas a qué se refieren.

Lo normal será que te pierdas entre tanto articulado y tanta cláusula, pero nosotros te lo ponemos fácil: deja tu póliza en nuestras manos y la analizaremos al detalle.

Nuestros abogados te confirmarán si tienes o no derecho a que tu aseguradora repare el vehículo.

Qué hacer si la aseguradora no me repara el coche

¿Cómo actuar ante esta situación? Pues dependerá de si es tu compañía la que te niega la prestación o esta denegación proviene de la aseguradora de la otra parte implicada en el accidente:

Tu aseguradora no quiere reparar el vehículo

Tanto si crees estar convencido de que tienes derecho a la reparación como si estás sumido en la duda, olvídate de reclamar por tu cuenta y riesgo a la compañía: si ya te han comunicado la negativa no van a hacer ningún caso a tus demandas.

Facilítanos tu póliza de seguro, acompañada de toda la documentación y las pruebas que puedas recabar sobre el siniestro en cuestión. Con estos elementos podremos valorar si tu reclamación es viable o carece de fundamento.

Si la vemos viable, el primer paso será intentar llegar a un acuerdo prejudicial con tu compañía de seguros.

Y si esta se niega, iniciaremos el procedimiento para que tu reclamación se dirima en los tribunales con las mayores probabilidades de éxito.

Es el seguro contrario el que no se hace cargo

Este caso es algo más enrevesado porque suele deberse a discrepancias entre las compañías de seguros acerca de cuál de los conductores es el causante del siniestro.

Estas situaciones no son habituales pero pueden derivar en juicios en los que se ven implicadas las compañías aseguradoras y, a veces, los propios conductores.

En principio, sería tu propia aseguradora la que debería reparar tu coche o indemnizarte tras un parte de siniestro sin acuerdo entre ambas compañías.

Pero si en el litigio judicial posterior el juez dictase sentencia en tu contra, tu aseguradora te reclamaría los importes indemnizados salvo que el vehículo estuviese asegurado a todo riesgo.

En el caso de que la sentencia fuese favorable, sería la compañía contraria la que compensase a tu aseguradora por la reparación de tu coche.

Otros casos que se pueden dar son que tu compañía de seguros o la de la parte contraria solo reparen ciertos daños o que la indemnización ofrecida sea inferior al coste real de reparación.

En tales circunstancias es altamente recomendable realizar una reclamación amistosa formal mediante una firma especializada o abogado, como paso previo al litigio judicial.

¿Cuánto tarda el seguro en arreglar el coche?

El tiempo para arreglar el coche después de dar parte variará según la envergadura del golpe. En unos casos, será de unos pocos días, pero cuando los desperfectos son graves un vehículo puede permanecer en un taller hasta un mes.

Pero independientemente de la importancia del golpe, la Ley del Contrato de Seguro establece que la aseguradora dispone de 40 días de plazo, desde la notificación del siniestro por parte del asegurado, para determinar a qué parte corresponde la responsabilidad, realizar la tasación de daños y reparar el vehículo o indemnizar por la reparación del mismo.

En definitiva, tanto si la aseguradora no me repara el coche como si observo que no se cumple el plazo de 40 días estipulado por la Ley General del Seguro, debo poner el caso en conocimiento de una firma especializada en reclamaciones a compañías aseguradoras, donde tras analizar la póliza decidirán la estrategia a seguir para hacer valer mis derechos.

A todos nos ha pasado que nuestra propia compañía de seguros, nos ha denegado un siniestro o nos ha ofrecido una indemnización más baja de lo que creíamos. locubremiseguro nació para ayudar a los contratantes de pólizas de seguro.

Lo que queremos es que usted de una forma ágil y económica disponga de argumentos para poder iniciar una reclamación a su compañía de seguros. O simplemente una segunda opinión. Y en caso, de que su compañía no actúe según lo que dictaminen nuestra empresa, ofrecerles la posibilidad de realizar la reclamación nosotros mismos en su nombre.

¡Valora esta publicación!
(Votos: 1 Promedio: 5)