fbpx ?php if ( function_exists( ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ ) ) { gtm4wp_the_gtm_tag(); } ?

¿Llevas tiempo pagando el seguro y cuando lo necesitas te da la espalda?

Siempre se ha escuchado que… “La compañía aseguradora de cobra cada año/mes sin descuido, pero cuando a ti te pasa algo y lo necesitas, tardan o no te cubren”

Sí que es verdad que los documentos de pólizas de seguros están muy bien explicados, en el ámbito de lo que cubre o no la póliza. Pero también son documentos muy complejos y extensos.

Cuando alguien tiene un problema lo primero que hace es llamar a la compañía de seguros o al agente mediador de su compañía de seguros. Y en muchas ocasiones vemos, que la compañía rechaza la cobertura del hecho o reduce interesadamente el importe de las indemnizaciones. Ciertamente, pedimos a quien nos debe pagar, que nos asesore sobre si debe o no pagar o sobre la cuantía que se debe pagar. Esto nos parece de “locos”.

Vamos a comentar varias situaciones que podemos pensar que no cubre, pero resulta de dependiendo de la póliza y las condiciones particulares que hayas contratado sí que locubremiseguro.

Se me ha caído el móvil al agua.

Bueno quien dice se me ha caído también puede ser me he metido en la piscina con el móvil en el bolsillo.
Todos hemos tenido una barbacoa tonta, una fiesta en la playa o una excursión al río, pues bien las compañías ya ofrecen seguros para estos “accidentes”, primero mira si tienes, pero lo que nos importa a nosotros… Antes de dar el tema por perdido y comprarte uno nuevo, CONTACTE CON NOSOTROS, porque quizás por la situación del accidente su seguro de hogar puede indemnizarle.

 

Me han robado en la calle.

Que te roben cuando vas tranquilamente por la calle o estés sacando dinero de un cajero no es plato de buen gusto, puede ser hasta una experiencia traumática. En el caso del cajero el seguro de tarjeta de crédito se hará cargo, pero tiene que saber que dependiendo de la póliza de seguro de hogar que tenga contratada puede llegar a cubrirle un robo en la calle o hasta un hurto, que siempre es una situación a estudiar por la forma que se ha realizado.
Han roto el cristal con una pelota.
Si vives cerca de un campo de futbol, golf, pista de tenis, u otros deportes o prácticas deportivas que se usen objetos que puedan salir disparados, siempre podrás sufrir una rotura de cristal en casa, o si has aparcado al lado de un centro deportivo (siempre que sea una práctica amateur y federado) y salta una pelota fuera del campo y te rompe el cristal o aboya tu coche, el seguro de hogar o él de automóvil tendrían que indemnizarte por ese accidente. Siempre que sea haya un tercero involucrado.

Estoy en el extranjero y tengo un “problema”

A todos nos ha pasado que estando de viaje hemos sufrido algún percance, o tus hijos/as han tenido un accidente que ha derivado a tener que ir al médico, pues bien tienes que saber que con el seguro de hogar entran varias coberturas como la de seguro de asistencia de viaje. Como explicábamos en la situación anterior, podrás reclamar a tu aseguradora los gastos y costes derivados de desplazamientos al hospital.
En este ámbito entrarían, los costes de desplazamiento si estando de viaje fallece un familiar (cercano).

 

Con esto no decimos que todas las pólizas de seguros cubran estas acciones, siempre dependerá de la aseguradora que haya contratado, de la póliza y las condiciones particulares de cada uno.

Pero sí que decimos que deben tener en cuenta que los tramitadores, en muchas ocasiones sufren reducciones en sus comisiones, o directamente se las elimina, por la siniestralidad del asegurado. Es decir, habitualmente cuando existe un siniestro, el tramitador y el agente, sufren penalizaciones en sus emolumentos. Y por ello, están incentivados a asesorar en sentido contrario a la cobertura del siniestro. Y no decimos que esto ocurra siempre, pero lo cierto es que las compañías a través de su sistema de retribución incentivan que suceda.

Lo que queremos es que usted de una forma ágil y económica disponga de argumentos para poder iniciar una reclamación a su compañía de seguros. O simplemente una segunda opinión. Y en caso, de que su compañía no actúe según lo que dictaminen nuestros abogados, ofrecerles la posibilidad de realizar la reclamación nosotros mismos en su nombre.

¡Valora esta publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)