fbpx ?php if ( function_exists( ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ ) ) { gtm4wp_the_gtm_tag(); } ?

Lamentablemente, puede darse la situación en la que, tras sufrir un accidente o percance, tu seguro no responda y tengas que reclamar para conseguir aquella cobertura que tanto necesitas en una situación complicada y estresante. Además, es bastante habitual que, en muchas de estas reclamaciones, el cliente termine perdiendo, ya sea porque se haga de forma incorrecta o porque la compañía no ceda ante tus exigencias. Cuando un seguro no responde, en Locubremiseguro nos encargamos de leer tu póliza al completo, analizando la situación y redactando, a través de un equipo de abogados experimentado, la resolución que te corresponde.

Cómo actuar frente a tu seguro si no responde

Es importante saber que, si mi compañía de seguros se niega a pagar, tengo el derecho a recibir una compensación por mis pólizas.

Si crees que tu seguro te cubre frente a determinadas situaciones, ha ocurrido alguna de ellas y la aseguradora se niega a cumplir con lo acordado, es importante que mantengas la calma y sigas las recomendaciones que te vamos a dar para solucionar tu problema sin inconvenientes. En una situación como estas, el primer paso es leer la letra pequeña y las condiciones de tu póliza con detenimiento, donde podrás encontrar la información detallada de todas las coberturas a las que puedes acceder, y aquellas exclusiones que la aseguradora haya incluido en el contrato.

Al informarte, si consideras que tienes el derecho a recibir la garantía en cuestión, debes ponerte en contacto con el mediador de seguros que te vendió la póliza, para informarle directamente de la situación y que esté en conocimiento de la negativa de su empresa para cumplir con lo pactado en el contrato. Es posible que, a través de esta persona, consigas el visto bueno por parte de la compañía para cubrir lo que te pertenece, ya que será capaz de identificarlo en tu contrato. 

Tras este proceso, si aún no sabes qué hacer si el seguro de hogar no responde, la opción más eficiente para solucionar el problema consiste en contactar con Locubremiseguro, donde estudiaremos tu situación en función de las pólizas que tenga tu contrato, y nuestros abogados te ofrecerán una resolución acorde a las mismas. En caso de que, aún con ella, tu aseguradora siga sin ceder, tendrás que llevar a cabo un proceso algo más complejo que te detallamos en el próximo apartado.

Dónde reclamar al seguro si no responde

Cuando no existe ninguna manera de hacer que la aseguradora responda frente a lo pactado en el contrato, tendrás que iniciar un complejo proceso de reclamación en el que se verá implicada la aseguradora, así como otras instituciones. A lo largo de este apartado, veremos con detalle dónde reclamar si el seguro no responde, los procedimientos que debes llevar a cabo y los organismos que se ven implicados en el proceso.

En primer lugar, debes contactar con el departamento de atención al cliente de la aseguradora, o bien al Defensor del asegurado, para elaborar un expediente con la queja y formalizar el procedimiento. En este paso, tienes que exigir a la aseguradora para que esta plasme su negativa por escrito, junto a los motivos. Tendrás que pedir algún correo electrónico, fax o dirección postal para presentar la documentación necesaria en el caso, y rellenarás un formulario de reclamación que podrás descargar en internet. La queja se tendrá que enviar por correo certificado y, si esta no recibe respuesta en un plazo de 30 días, se tendrá que presentar por escrito. La información a ofrecer en esta reclamación es la siguiente:

  • Primera reclamación a la que la aseguradora no respondió.
  • Presentación de informes médicos en caso de haber lesiones físicas.
  • Documentación que acredite la veracidad del suceso: fotos, vídeos, atestados…
  • Llamadas telefónicas, contenido de la conversación y fechas.
  • Argumentación de la situación en concreto y el motivo de la negativa ofrecida por la aseguradora.

Si no se recibe respuesta en dos meses tras presentar la queja por escrito, o bien estás disconforme con su resolución, el siguiente paso consiste en contactar con el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Para presentar una queja ante esta institución (también se recogerán aquellas presentadas en oficinas del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores), el caso tendrás que cumplir dos requisitos:

  1. Más de dos meses sin resolución de la reclamación (o desestimación de esta).
  2. Haber realizado la reclamación a la aseguradora a través de un medio que permita tener constancia de su presentación.

La DGSFP emitirá una resolución, pero cabe la posibilidad de que la aseguradora no la cumpla. En este caso extremo, solo te quedan dos opciones:

  • Acudir a la vía arbitral. Suele ser la opción más utilizada, ya que es más económica y sencilla, y suele terminar con el problema en cuestión. Puedes presentar una solicitud por escrito en una oficina de consumo, acudir a alguna asociación de consumidores adherida al sistema arbitral, o bien acudir a la Junta Arbitral Regional de Consumo.
  • Acudir a la vía judicial. Siempre debe ser la última opción, ya que es un proceso largo, costoso y poco agradable. Tendrás que hacer frente a todos los costes procesales, y será un juez el que dicte la sentencia definitiva.

Las incidencias con tu aseguradora nunca serán agradables, ya que pueden conllevar un proceso largo y tedioso como el que te hemos explicado anteriormente. Recuerda que nosotros, cuando un seguro no responde, nos encargamos de leer tu póliza y redactar un dictamen donde indicaremos lo que te corresponde, agilizando el proceso y evitando acudir a vías como la judicial.

Así ahorrar tiempo y dinero, ya que en 48 horas recibirás un dictamen firmado por un abogado colegiado, que podrás presentar a tu compañía y que en muchos de los casos evita tener que contratar a un abogado externo con los gastos que eso conlleva.

A todos nos ha pasado que nuestra propia compañía de seguros, nos ha denegado un siniestro o nos ha ofrecido una indemnización más baja de lo que creíamos. locubremiseguro nació para ayudar a los contratantes de pólizas de seguro.

Lo que queremos es que usted de una forma ágil y económica disponga de argumentos para poder iniciar una reclamación a su compañía de seguros. O simplemente una segunda opinión. Y en caso, de que su compañía no actúe según lo que dictaminen nuestra empresa, ofrecerles la posibilidad de realizar la reclamación nosotros mismos en su nombre.

¡Valora esta publicación!
(Votos: 1 Promedio: 5)